El gran Oso Patagónico

¿Haz oído hablar del gran oso con cabeza de camello que tenía una increíble cueva en la Patagonia Chilena?.
Ese es el Milodón, que vivía cerca del Tigre diente de sable, a unos 30 kilómetros de Puerto Natales y también al sur de Argentina.

 

El Milodón,  era un mamífero prehistórico de carácter herbívoro que vivió a hasta finales del pleistoceno, época geológica que se extiende desde hace unos 2 millones de años hasta hace unos 10.000 años.

 

Los primeros restos fósiles humanos son de humanos que vivieron en esta época, período que se caracterizó por la enorme cantidad de hielo en forma de glaciares sobre más de una cuarta parte de la superficie terrestre del planeta.

 

Este animal era del porte de un gran oso con una cabeza especialmente alargada, tenía aproximadamente casi tres metros de largo, entre 70 y 80 centímetros de ancho y su peso era casi el de una tonelada, ¡mil kilogramos! más o menos, con garras largas y filosas. Era un animal robusto, cubierto de pelos largos de hasta 20 centímetros de largo, y con un cuero muy grueso que incluía huesecillos debajo de la piel, que actuaban como una armadura de protección flexible contra los depredadores, o sea que tenían una especie de caparazón que les servía como una verdadera coraza.

 

Era de la misma familia que el armadillo, el oso hormiguero y el perezoso actuales y, su  tamaño era dos veces el de un hombre. 
Vivían en toda Sudamérica y especialmente en la Patagonia y  comían pastos largos y vegetación de todas clases. Esto se sabe ya que se han encontrado restos de muchos de sus coprolitos (fósil fecal).

 

Estos animales de gran tamaño o dimensiones considerables convivían con los indígenas y algunos científicos creen que fueron los humanos los causantes de la desaparición de todos ellos, a pesar de que estos perezosos gigantes tenían una piel extremadamente dura y que las flechas que lanzaban con sus arcos rebotaban sin hacerles ningún daño. 

 

Todos los restos de este enigmático animal se han hallado en la Patagonia. Como la vegetación actual es idéntica a la vegetación que comían hace más de doce mil años, el cambio climático se puede descartar como causa de su extinción.

foto_grande_cuento27
Un tercer factor que pudo influir en la desaparición de esta especie,  es la actividad volcánica,  o bien  a todos estos factores en su conjunto.

 

Este enorme ejemplar tenía entre muchas, una gran casa, la famosa Cueva del Milodón.
Esta famosa cueva, que es un gran espacio debajo de unas enormes y ovaladas rocas es un monumento natural. Entre todos la cuidamos y la admiramos ya sea por fotografías o de visita en la Patagonia. Este lugar mágico está conformado por tres cuevas en la  Zona Austral de Chile, donde fueron hallados restos de milodones y otros mamíferos herbívoros   de grandes dimensiones que se extinguieron, probablemente, a fines del Pleistoceno.
La cueva fue descubierta en 1895 por un marino alemán llamado Hermann Eberhard mientras realizaba una exploración de reconocimiento de terrenos.

 

Sin duda al fin del Mundo, sobre todo allá en el sur de Chile, hay enormes historias naturales esperando ser descubiertas. La historia del Milodón, una enorme y asombrosa.